lunes, 20 de abril de 2015

REMEDIOS CASEROS PARA DISOLVER CÁLCULOS RENALES





Las piedras en el riñón (como se las conoce popularmente) son realmente muy dolorosas y no tienen un momento especial para “aparecer”. Formados por sales minerales y de ácido que se acumulan en el aparato urinario cuando no es posible procesar las toxinas de manera adecuada, los cálculos renales pueden eliminarse gracias a varios remedios caseros e hierbas diuréticas.
Algunos datos de los cálculos renales
Otra de las razones por las que se pueden formar las piedras en los riñones es cuando la orina está demasiado concentrada. Entonces, los minerales que la forman se cristalizan y como consecuencia, crean una “piedra”. Este proceso genera mucho dolor sobre todo al momento de expulsarlas por el tracto urinario.
Según los estudios, los hombres sufren más de cálculos renales que las mujeres, sobre todo entre los 20 y los 40 años. Hay una gran relación entre estos pacientes y los que padecen de la enfermedad de gota. Si bien el mejor método de prevenir la formación de piedras en los riñones es beber 8 vasos de agua por día, lo cierto es que en muchos casos hay una tendencia a padecerlas y se precisa de tratamientos adicionales.

Para evitar que ocurran, es preferible espaciar el consumo de chocolate, café, refrescos cola, remolacha, nuez, espinaca, fresa, té y salvado, ya que contienen un elemento que podrían ayudar a la formación de piedras. A su vez, no llevar una dieta con mucha cantidad de proteínas, sodio y azúcar ayudará a revertir la situación.
Hierbas diuréticas
Bebiendo estas plantas en forma de té o infusión, es posible acelerar los procesos del aparato urinario, evitando que se desarrollen los cálculos o bien si se padece de ellos, eliminarlos por orina. Los más usados son:
·         Perejil: permite la expulsión de esa arenilla que genera luego dolor, es uno de los mejores diuréticos que existe porque incrementa la micción. La proporción es de una cucharadita de perejil seco en una taza de agua hirviendo. Beber varias veces al día.

·         Ortiga: aumenta la cantidad de orina y ayuda a evitar la formación de piedras o expulsarlas cuando son de tamaño pequeño.

·         Diente de león: estimulante de la producción de orina por excelencia, es muy buena a su vez para evitar la retención de líquidos o la hidropesía. También se recomienda para limpiar la sangre, como ser en casos de colesterol, diabetes o hipertensión. Beber 3 tazas al día de una infusión que se realiza con las hojas secas de la planta.




·         Verbena: para poder aprovechar sus bondades se aconseja consumir de 2 a 3 tazas por día de una infusión preparada con una cucharadita de verbena seca por taza de agua, que se deja reposar unos diez minutos y se endulza con miel.
Remedios naturales para tratar cálculos renales
Estos tratamientos caseros son muy eficaces y a su vez, sencillos de preparar porque se realizan con ingredientes que tenemos en la cocina o que se adquieren en dietéticas. Algunos de ellos son:
·         Beber cuando aparecen los primeros síntomas de dolor un vaso de zumo de limón recién exprimido mezclado con un huevo. En lo posible que se consuma en ayunas.
·         Beber una infusión hecha con hojas de aguacate y mucha cantidad de zumo de manzana exprimido en el momento.
·         Consumir algas fucus todos los días (puede ser en las comidas o bien como pastillas).
·         Mezclar medio litro de leche caliente con la misma cantidad de vino. Quitar la nata y añadir un puñado de flores de manzanilla. Llevar al fuego hasta que se disuelva y beber una taza por día, principalmente cuando comienza el cólico.
·         Hervir jengibre fresco en un litro de agua por cerca de diez minutos. Embeber en un paño y aplicar de manera tópica en el área de los riñones (la parte baja de la espalda) o bien donde se sienta dolor.
·         Cortar tres rábanos en rodajas, colocar en una taza con agua y añadir una cucharada de azúcar. Dejar durante 12 horas y colar (se obtiene un jarabe). Beber en ayunas dos cucharadas hasta que se expulsen las piedras.

·         Hervir durante 5 minutos un puñado de semillas de sandía con agua. Dejar enfriar y beber una taza por día para que se eliminen naturalmente los cálculos de los riñones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario